domingo, 22 de octubre de 2017

Ana Valderas. Gran mujer y mejor amiga

Hoy vengo hablarles de una gran mujer desconocida para la mayoría, pero muy querida por todos los que como yo, hemos tenido el placer de conocerla. Es una mujer encantadora, comprometida, capaz de sacar una sonrisa a todo el que la rodea. Ella me ha enseñado lo que es la solidaridad y el compromiso. Lleva años luchando para apoyar a todas las mujeres que como ella sufren o han sufrido un cáncer de mama. Con su entrega y dedicación diaria, dando apoyo, consuelo y otorgando toda la información de la que dispone, a todo el que lo necesita, en la asociación fundó hace ya once años y de la cual es presidenta. Se llama Ana Valderas y es la presidenta de la asociación de mujeres afectadas por el cáncer de mama de Puertollano, Santa Águeda.



La asociación Santa Águeda, crea multitud de eventos cada año para recaudar dinero destinados a la investigación del cancer de mano. Entre ellos destacan el rincón rosa, en el que multitud de comercios se decora un rincón de los rosa para la recogida de dinero o con la cuestación que tendrá lugar el próximo Sábado 28 por la calles de Puertollano.

Además, como cada año organiza una comida para entregar los premios dulcinea. A la cual he sido invitada durante dos años y espero que sean muchos más. Porque este tipo de eventos nos avisa de lo importante que es la prevención y que no recuerda que no se está sola. A la vez, de que si se coge a tiempo, la recuperación es del 87%.


Este sábado 20 de octubre asistimos más de 500 personas en un acto lleno de emoción y solidaridad. El acto comenzó al son de la batucada Percusión Miguelturra que con un alegre pasacalles dio el pistoletazo de salida al acto contra el cáncer de mama. Posteriormente, Se han entregado los premios dulcinea. Premios que reciben las mujeres que han sido consideradas pacientes ejemplares, en esta ocasión las galardonadas han sido: La jurista y política Magdalena Valerio, Ana María Rodríguez, Joaquina Rodríguez y Mari Carmen Herrero. además del conductor del evento, Juan Bautista, que cada año ameniza el evento. Este año, la Asociación Santa Águeda ha conseguido recaudar 20.000 euros para investigación a GEICAM. Dinero que irá íntegramente destinado a la investigación del cáncer de mama.

Ana Valderas es honor conocer y ojalá hubiera más personas el mundo como tu. Simplemente gracias.


Como ponerse en contacto con ellos:


viernes, 20 de octubre de 2017

Destinados a encontrarse - 3. Mi primera vez



Salí del almacén sin tener claro el rumbo, simplemente me dejé llevar hasta el final del polígono. Una vez allí, me encontré con un camino de tierra y una carretera, cada una de ellas conducía en direcciones opuestas. Me detuve un segundo en la intersección, intentando decir cuál sería mi camino, cerré los ojos e instintivamente toqué una valla que separaba los caminos. Sentí un flash y vi una imagen. Éra una cabaña abandonada, a su lado un camino de tierra. Abrí los ojos sorprendida, esa fue mi primera visión. Estaba aturdida, parecía como un sueño pero estaba despierta, extrañamente despierta para no haber dormido desde hacía más de veinticuatro horas. Mi subconsciente me había indicado un destino, así que decidí hacerle caso y me encaminé por el camino de tierra.
Caminé durante horas hasta que mi garganta volvió a dolerme, esta vez sabía como calmar el dolor, pero ¿cómo cazaría? Seguí caminando, mi sentido del oído estaba cada vez más alerta, podía oír cada paso, cada rama rota a mis alrededores. La vegetación en ese momento se había hecho más espesa, los arbustos habían crecido hasta el camino y los árboles de un lado y otro del camino se había juntado, hasta cubrir el cielo. Debería estar asustada, pero cierto es que no lo estaba, estaba alerta. 
Oí unos pasos, espera "¿eso es un corazón" pensé. Me detuve en seco, al instante un hombre apareció de la nada. Era un hombre rudo, diría hasta que estaba borracho. Estaba sucio, sudoroso, pero su olor me atraía hacía él, ¿Por qué podía oír su corazón? Estaba nervioso, su corazón latía con fuerza, cuando se acercaba hacía mí.
— ¿Qué pasa guapa? —me soltó en tono chulesco.
Me quedé quieta, sin moverme. ¿Por qué no salí corriendo?
—No me dices nada —se había acercado tanto que hasta pudo tocarme. Me pasó la mano por la parte de atrás del cuello mientras me giraba a mi alrededor. 
Su olor, me hacía estremecer, giré la cabeza para verlo aparecer por el otro lado, con la agilidad de una gacela, lo empujé al suelo, y lo atenacé debajo de mí, pude ver sus ojos llenos de pánico antes de clavarle mis colmillos en su cuello. No sé si puedo describir, el frenesí que sentí en ese momento. Quería absorberlo todo, no podía parar de saborear ese manjar que tenía ante mí. Solo recuperé la compostura cuando no le quedaba ni una gota de sangre en cuerpo. Lo había matado, me sentía horrorizada, había matado a un humano. Era un ser despreciable, pero era humano. Sin embargo, ¿qué era yo? ¿En qué clase de monstruo me había convertido?
Tenía que esconder el cuerpo, no podía dejarlo en mitad del camino. Pero me duplicaba el tamaño, podría si quiera moverlo, arrastrándole. Le cogí por los brazos y tire del él, era ligero como una pluma, pero no era posible. Él debía de pesar unos setenta kilos. ¿Era yo? Reaccioné enseguida, era yo, mi fuerza era extraordinaria. En un instante el cuerpo de aquel humano estaba a cientos de metros del camino. Lo dejé allí y volví a mi rumbo.
Mi sed estaba saciada, me sentía fuerte, y eufórica. No me había sentido así desde que me desperté ayer. Tanto que empecé a correr, podía ver los arbustos, los árboles volar a mi alrededor a una velocidad anormal, la sensación del libertad que sentí en ese momento, liberó mi mente de lo que acababa de pasar. Cuando me quise dar cuenta, había llegado a un raso, me detuve detrás de los últimos árboles de camino y escuché. No se oía ningún ruido que pudiera venir de un humano. Me dio fuerzas para salir y acercarme. ¿Era la cabaña de mi visión? ¿Cómo era eso posible?
Entré dentro, había un olor peculiar, muy distinto a los olores que estaba acostumbrada. Pero podía seguir rastrearlo. Lo que fuera que hubiera producido ese olor estaba vivo, podía moverse y su olor se hacía más fuerte al llegar al sofá de la habitación principal. Otro olor me distrajo, ¿sangre? Ese olor ya lo conocía era sangre. Instintivamente me acerqué el brazo a mi nariz, el otro olor era de alguien como yo. ¿Un vampiro? Había más como yo. Tenía que encontrarle, tenía cientos de preguntas. ¿Pero sería de fiar?



Nuevo capítulo el próximo viernes.  Pero, puedes adelántate a los nuevos capítulos en Wattpad. Abajo los enlaces a capítulos anteriores en el blog y wattpad. Pueden dejarme sus comentarios y nos vemos el próximo viernes.


Capítulos 

1. ¿Qué es esta horrible sensación?  c1
2. El despertar de un nuevo día  c1
3. Mi primera vez  c1
4. Escondida entre las sombras  c1
5. Camino a Seattle  c1
6. ¿Dónde está mi sitio?  c1
7. Ángel o demonio  c1
8. Mi nueva familia. Los Cullen  c1
9. De nuevo en camino c1
10. Yellowstone  c1
11. El apartamento  c1
12. Y por fin llegó el gran día  c1
13. Mayor Jasper Whilock Hale (POV: Jasper)  c1
14. La mudanza de los Cullen (POV: Jasper)  c1
15. El pasado de Alice (POV: Jasper)  c1
16. El encuentro con los Cullen (POV: Jasper)  c1
17. El padre de Carlisle (POV: Jasper)  c1
18. Tratado Quileute (POV: Jasper)  c1
19. Siempre madre (POV: Alice)  c1
20. El hombre sentado al piano (POV: Jasper)  c1
21. La melancolía de Rosalie (POV: Alice)  c1
22. La venganza del oso (POV: Jasper)  c1
23. El día de mi boda (POV: Alice)  c1

miércoles, 18 de octubre de 2017

Solo si es contigo - 3. ¿Y los protagonistas son?





Y por fin llegó el martes y los resultados. El profesor llegó y comenzó diciendo:
—Bueno, chicos ha llegado el momento de saber quienes harán cada papel, tengo que decirles que habrá más de una sorpresa. Habrá algunos que no sé presentaron a un papel y he creído que les va mejor.
—¿Y se pueden cambiar? —dijo un chico al fondo de la clase
—Todavía no sabes cual es el tuyo y ya lo quieres cambiar. Ya veremos, de todas formas hay algunos papeles que... —hizo una pausa como si no tuviera claro alguno de los papeles asignados. —bueno ya lo veremos.

Empezó a nombrar personajes y los iba asignado hasta que llegó a nosotros.
—César tu vas a hacer de Tebaldo, el guaperas oficial del reino, y primo de Julieta. —Se quedó un poco enfado, estoy convencida de que pensaba que sería el protagonista. —Luis tu harás de Mercutio, el primo de Romeo, y el mejor amigo, creo que acertó con el papel.

Continuó asignando los personajes, pero que pasaba con Nick y conmigo. Conforme pasaba el tiempo y no me nombraba me temía lo peor.
—Bueno y por último y no por ello menos importante, los protagonistas Nick y Bea. Lo hicisteis genial, teníais chispa y fuerza. ¿Quiero ver cómo os desenvolvéis? —Nos miro a Nick y a mí, y no debió de vernos muy convencidos porque agregó —De todas formas esto puede cambiar a lo largo del curso. He pensado en algunos sustitutos, por si pasa algo, serían César y Mónica, para Romeo y Julieta.

Dijo algunos más, para los personajes más importantes. El resto se encargarían del montaje de la obra.

Mónica era la chica que había hecho la prueba con César era una chica muy maja y lo había hecho muy bien. Me gustaría decir que estaba contenta, pero realmente lo que estaba era asustada. No me sentía capaz de hacer el papel, y lo peor de todo es que lo deseaba. Deseaba ser Julieta y lo que es más, hacerlo con Nick, pero el miedo me paralizaba. Lo más duro fue cuando Mónica se acercó para darme la enhorabuena, sus palabras fueron: "Teníais que ser vosotros, cuando vi vuestra escena sabía que iban a ser vuestros los papeles."



Adelántate a los nuevos capítulos en Wattpad. 

Capítulos

1. Nuevo instituto  c1
2. Segundo trimestre  c2
3. ¿Y los protagonistas son?  c3
4. No puedo hacerlo  c4
5. Nueva oportunidad  c5
6. Tenemos que hablar  c3
7. ¿Harán una locura?  c3
8. Primeros ensayos  c3
9. El mayor ridículo  c3
10. En menudo lío le he metido  c3
11. El verano pasado   c3
12. ¡Estáis locos!   c3
13. En la clandestinidad   c3
14. La despedida es un dolor tan dulce   c3
15. Te veo feliz   c3
16. Entre bastidores   c3
17. Besáis según ritual  c3
18. ¿Por qué eres tú Romeo?  c3
19. Muertes en Verona  c3
20. ¿Hay algo que nos tengáis que contar?   c3