Menú desplegable version 2.3

25 febrero 2020

Top 22: Las mejores voces femeninas de la música

Maria Callas (Nueva York, Estados Unidos, 2 de diciembre de 1923-París, Francia, 16 de septiembre de 1977)

Maria Callas cuenta contaba con una voz muy peculiar de registro amplio, la cual le permitió cantar roles que iban desde soprano ligera hasta mezzo.




Nina Simone (Tryon, Estados Unidos, 21 de febrero de 1933 - Carry -le-Rouet, Francia, 21 de abril de 2003)

Nina Simone es una de las grandes voces del jazz, cantando canciones impregnadas de sentimiento, en una manera que nadie más será capaz de replicar.



Tina Turner (Nutbush, Tennessee, 26 de noviembre de 1939)

Tina Turner probablemente sea reconocida por muchos gracias a sus hermosas y fantásticas piernas, las cuales hasta el día de hoy continúa luciendo en vestidos muy cortos que le permiten hacer sus movimientos tan característicos, pero su voz logra brillar y encantar a generaciones completas de personas con temas poderosos y exigentes a nivel vocal como es el caso de Simply The Best.



Mina Mazzini (Lombardía, Italia el 25 de marzo de 1940)

Mina tiene un gran rango vocal y una novedosa (en su momento) manera de entender la música.



Aretha Franklin (Memphis, 25 de marzo de 1942-Detroit, 16 de agosto de 2018)​​​

Aretha Franklin se ha convertido en la inspiración de cientos de jóvenes cantantes gracias a su voz y alma impresa en cada una de sus canciones. Seguramente la conocerás por su canción Respect, que es la que te dejamos aquí, la cual se ha convertido completamente en un clásico de la música de los años 60.



Barbra Streisand (Brooklyn, Nueva York, 24 de abril de 1942)

Barbra Streisand es una leyenda multifacética que ha sido parte fundamental del crecimiento y desarrollo de la música, el cine, la televisión, el teatro (principalmente musical, Streisand es una reina de Broadway), y todo esto se debe al increíble talento que yace en su inconfundible voz.



Janis Joplin (Port Arthur, 19 de enero de 1943 - Los Ángeles, 4 de octubre de 1970)

Janis Joplin es otra de esas cantantes que lamentablemente no estuvieron con nosotros el tiempo suficiente, muriendo trágicamente a la edad de 27 años. Pero durante el tiempo que estuvo entre nosotros se aseguró de que nadie pudiera olvidarla nunca gracias a su potente voz e innovador estilo.



Diana Ross (Detroit, Míchigan, 26 de marzo de 1944)

Diana Ross es una de las mayores voces femeninas que ha logrado inspirar a mujeres y hombres alrededor del mundo.




Agnetha Fältskog (Jönköping, Suecia, 5 de abril de 1950)

Agnetha Fältskog es una gran cantante sueca, que además de tener una técnica vocal y unas capacidades perfectas para el canto, también destaca por su capacidad de interpretación.



Annie Lennox (Aberdeen, Escocia; 25 de diciembre de 1954)

Annie Lennox es una gran cantante escocesa. Su tipo de voz es contraalto. Destaca fundamentalmente por su grandísima capacidad de interpretación.



Madonna (Bay City, Míchigan; 16 de agosto de 1958)

Si bien Madonna no tiene una de las voces más potentes de la industria musical, con su instrumento natural ha marcado a generaciones enteras. Ha usado su voz para luchar contra la opresión, la ignorancia, pero sobre todo la liberación femenina. Su irreverencia la hizo famosa, su talento la ha mantenido presente con el paso del tiempo.



Whitney Houston (Newark, Nueva Jersey, 9 de agosto de 1963 - Los Ángeles, California, 11 de febrero de 2012)

Whitney Houston es indiscutiblemente una de las mejores voces femeninas de toda la historia de la música, y eso queda claro con canciones que han soportado tan bien el paso del tiempo como es el caso de I Will Always Love You, la canción temática de la película El guardaespaldas, protagonizada por Houston.



Björk (Reikiavik, Islandia, 21 de noviembre de 1965)

Es una gran vocalista cuyo registro vocal es soprano dramática, que domina una gran cantidad de instrumentos, y además de compositora y bailarina. También tiene experiencia como escritora, actriz y productora de discos. Un auténtico prodigio.



Céline Dion (Charlemagne, Quebec, 30 de marzo de 1968)

Todo el mundo recuerda la icónica canción de la película Titanic, y es que Celine Dion supo cómo imprimirle un sentimiento que pocos podrían lograr. Su voz la ha hecho ser reconocida a nivel mundial como una de las mejores voces femeninas de la historia.



Lara Fabián (Etterbeek, Bélgica, 9 de enero de 1970)

La voz de esta cantante destaca tanto por su gran rango vocal como por su calidad. Es una soprano con nacionalidades canadiense y belga.



Mariah Carey (Huntington, Nueva York, 27 de marzo de 1970)​

Mariah Carey es una leyenda viviente de la música, siendo la mujer que ha pasado más tiempo en el #1 de las listas de éxito en la historia, y esto se debe principalmente a su gran talento vocal, con el que puede alcanzar notas que parecen sobrehumanas.



Laura Pausini (Faenza, Provincia de Rávena, Italia; 16 de mayo de 1974)​

Laura Pausini es una de las voces más talentosas de los años recientes. Principalmente cantando en italiano, pero haciendo transiciones fructíferas al español y al inglés para expandir su mercado y poder llegar a muchas más personas.



Mónica Naranjo (Figueras, Cataluña, España, 23 de mayo de 1974)

Mónica Naranjo es considerada una de las voces más potentes del panorama musical mundial gracias a su rango vocal y una puesta en escena única. Aunque se define a sí misma como una intérprete lírica proveniente de una formación clásica, en su discografía podemos encontrar estilos tan diversos como la samba, la batucada, el requiem o el dance electrónico. Su férrea disciplina vocal, junto a su madurez escénica le ha llevado a convertirse en un icono llevando muchas de sus apariciones musicales a formar parte de la historia de la televisión de España y México.



Christina Aguilera (Staten Island, Nueva York; 18 de diciembre de 1980)

Esta mezzosoprano estadounidense posee una potentísima. Una de sus primeras interpretaciones fue en la banda sonora de Mulán (Disney). Ha protagonizado increíbles dúos en su trayectoria interpretativa.



Beyoncé (Houston, 4 de septiembre de 1981)

Una autodenominada «feminista contemporánea», las canciones de Beyoncé se caracterizan a menudo por temas de amor, las relaciones y la monogamia, así como la sexualidad y el empoderamiento femenino. En el escenario, sus dinámicas y altamente coreografiadas actuaciones han llevado a los críticos a aclamarla como una de las mejores artistas de la música popular contemporánea.



Amy Lee (Riverside, California, 13 de diciembre de 1981)

Es una grandísima vocalista de Evanescence. Esta estadounidense, además de ser una grandísima cantante mezzosoprano, también es compositora y pianista.



Adele (Londres, Inglaterra, 5 de mayo de 1988)

Adele tomó al mundo por sorpresa con su increíble voz, letras profundas y sentidas, e instrumentales que solo aumentan el sentimiento en su voz. Este talento la ha llevado a romper récords de ventas y de premios.



Si quieres leer alguna biografía más.



18 febrero 2020

Alfonsina Strada - La única mujer que ha disputado el Giro de Italia

Alfonsina Strada (16 de marzo de 1891 - 13 de septiembre de 1959) era una ciclista italiana, la única mujer que había montado una de las tres carreras principales de ciclismo. Ella comenzó en el Giro d'Italia en 1924 cuando los organizadores la confundieron con un hombre. Los periódicos la llamaron El Diablo con un vestido.

Su carrera en carreras incluyó un récord italiano que duró 26 años. Murió a los 69 años mientras levantaba su motocicleta después de montar en bicicleta.




Primeros años de vida

Nacida como Alfonsina Morini en Castelfranco Emilia , cerca de Módena , era hija de una familia de campesinos. Su padre era jornalero , su madre era nodriza . Sus condiciones de vida de niña pueden haber sido idealizadas por los periodistas y no haber sido negadas a medida que crecía su leyenda. Una cuenta dice que su casa era una choza sin ventanas por donde corren los pollos; otro dice que ella era una de las 24 personas que viven allí. Otros informes hablan de que su familia consideraba que su pasión por el ciclismo era obra del diablo, que tenía mal de ojo. Algunos informes dicen que ella era una de ocho niños y otros que ella era una de 10, con ocho hermanos, y otros que ella tenía 10 hermanos.


Gran parte de la vida temprana de Morini debe leerse con esto en mente.

La leyenda dice que Morini creció como una marimacho , jugando con sus hermanos y sus amigos y montando la bicicleta de su padre hasta que, cuando tenía 10 años, su padre pagó uno propio cambiándolo por pollos. Las narraciones románticas dicen que los aldeanos se persignaron mientras pasaba, vestida y comportándose más como un niño que como una niña. Se dice que su madre la presionó para que se convirtiera en una costurera.

Ella montó su primera carrera alrededor de los 13 años, ganando un cerdo vivo. Ella ganó casi todas las carreras de chicas en las que participó y muchos de los eventos de chicos. Su reputación trajo una invitación para viajar en el Gran Premio de San Petersburgo en Rusia en 1909. Tuvo tanto éxito que la Czarina Alexandra quería que su esposo, el zar Nicolás II de Rusia, le diera una medalla de oro.

En 1911 fue a Moncalieri , ahora en los suburbios del sur de Turín , y estableció un récord de 37.192 km. El estado del registro es incierto. Parece haber estado en pie desde 1905, pero algunos informes dicen que a Morini no se le atribuyó su distancia porque su paseo se había considerado poco femenino. Dado que eso no habría sido un problema si hubiera mejorado simplemente el historial de las mujeres, hay una sugerencia de que ella también puede haber roto un récord masculino, tal vez regional, y fue eso lo que se le negó.

Su distancia fue de 26 años. Ella ganó 36 carreras contra hombres y se hizo amiga de jinetes como Costante Girardengo. Ella corrió en Bolonia y París y dos veces montó el Giro di Lombardia en un momento en que estaba abierto para todos. Terminó 32º y último en la carrera de 1917, una hora y 34 minutos por detrás del belga Philippe Thys . Completó el recorrido de 204 km en 8h 32m. Ella montó de nuevo en 1918 y terminó 21, por delante de varios hombres.

Matrimonio
A los 24 años en 1915, Morini se casó con Luigi Strada, un platero y grabador de metales, que también era jinete y piloto. Él le regaló una nueva bicicleta de carreras con barras caídas como regalo. La pareja se mudó a Milán , donde Alfonsina montó en el velódromo mientras Luigi actuaba como su entrenador.


1924 Giro d'Italia

El viaje de Strada en el Giro d'Italia surgió a través de un desacuerdo entre el organizador, Emilio Colombo de la Gazzetta dello Sport , y los mejores pilotos del día. Los jinetes se negaron a participar. Colombo hizo lo que el Tour de Francia había hecho y le ofreció plazas a quien quisiera montar. Gazzetta dello Sport prometió pagar sus facturas, sus hoteles y su comida. Ofreció lugares para 90 jinetes y prometió 600 pollos, 750 kg de otras carnes, 4,800 plátanos y 720 huevos. Pero no habría gerentes, ni masajistas, ni mecánicos ni coches de equipo.

Strada ingresó como "Strada, Alfonsín". La ausencia de una "o" o "a" final en su primer nombre ocultaba si ella era un hombre o una mujer. Fue aceptada como número 72 y, suponiendo que fuera un hombre, los periodistas comenzaron a escribir sobre Alfonsino. La verdad surgió el día antes del comienzo y para entonces ya era demasiado tarde.

Ella llegó 74º en el primer día, una hora detrás del líder pero nada según el estándar del día, cuando los jinetes podían estar separados por horas. Terminó 50º de 65 entre Génova y Florencia y sobrevivió hasta Nápoles. Luego el clima cambió. Sopló un vendaval, llovió, barro y rocas barrieron la carretera. Strada fue uno de los muchos que se estrelló. Sus manubrios se partieron y se quedó junto a la carretera hasta que un campesino rompió una escoba para meterla en el agujero. Ella montó con un lado de sus barras de acero y la otra con escoba, pero terminó fuera del límite de tiempo.


Radio Marconi dijo

La etapa 7 de Foggia-L'Aquila fue de 304 km, lo cual fue bastante malo porque las carreteras del sur de Italia en este momento eran casi intransitables. No estaban pavimentados, y también eran rocosos y helados. El paso de montaña era tan terrible que los jinetes no podían llevar sus bicicletas a través del fango y meterse por sí solos y casi todos los participantes fueron remolcados en parte por motocicletas y autos. Alfonsina sufrió terriblemente en este escenario. Cayó en un descenso y tuvo que andar muchas más horas usando su rodilla magullada, raspada e hinchada.

Los árbitros de la carrera la excluyeron porque estaba fuera de tiempo. El organizador, Colombo, no pudo evitar que aplicaran sus propias reglas, pero para entonces los espectadores esperaban verla y sus paseos producían historias para sus reporteros. Algunos informes dicen que Colombo tuvo que equilibrar el sentimiento, el beneficio comercial, el clima político y la intolerancia del fascismo italiano a su desafío al machismo. Él la dejó cabalgar como individuo, pagando sus cuentas pero excluyéndola de premios.

Al día siguiente fue a Fiume , donde una multitud la levantó de su bicicleta y la llevó triunfante cuando terminó llorando por el dolor y el agotamiento 25 minutos después del límite de tiempo. La motivó a continuar a Milán. Solo 38 completaron la carrera y Strada, aunque ya no estaba oficialmente en la carrera, terminó más de 20 horas por delante del Telesforo Benaglia, el lanterne rouge. Terminó 28 horas detrás del ganador, Giuseppe Enrici de Piamonte , de 30 años. Pero casi una hora separaba a Enrici de su subcampeón, Federico Gay , por lo que no era una carrera cerrada. Y dos jinetes terminaron detrás de ella. Ella ganó 50,000 liras,

Carrera posterior
A Strada nunca se le permitió volver a montar el Giro, pero lo siguió durante varios años y se ganó el respeto de Armando Cougnet (periodista), Giardini , Colombo, Cattaneo , Lattuarda , Costante Girardengo, así como de periodistas y competidores. Montó exhibiciones por toda Italia , España, Francia, Luxemburgo y ante el zar Nicolás II de Rusia en San Petersburgo. En 1937, en París, derrotó al campeón francés, Robin.

En 1938 estableció el récord mundial femenino de la hora, cubriendo 32.58 km en Longchamp, París, un récord derrotado en 1955 por Tamara Novikova de la Unión Soviética.

El escritor italiano Dino Buzzati escribió que, cuando era un niño que cabalgaba en un parque en Milán, vio a Strada y logró quedarse con ella dos vueltas antes de "explotar". Él dijo que después de eso, ella salió disparada por el camino como una flecha.


Vida personal y muerte

Luigi Strada murió en 1946. En 1950 Strada se casó con Carlo Messori, un ciclista de carreras retirado, y abrieron una tienda de bicicletas en Via Varesina en Milán. Comenzó a escribir su biografía pero murió en 1957 antes de que se completara y ella cerró la tienda.

Vivió sola en Milán durante sus últimos años, yendo a su tienda todos los días hasta que el ciclismo se volvió demasiado agotador. Vendió algunas de sus medallas y trofeos y compró una motocicleta escarlata Moto Guzzi de 500cc. En septiembre de 1959 montó el 'Guzzi' para la carrera profesional Tre Valli Varesine. La motocicleta se cayó de su soporte cuando llegó a casa. El peso era demasiado para ella y tuvo un ataque al corazón cuando ella y el Moto Guzzi cayeron al suelo. Ella estaba muerta cuando llegó al hospital.

Su bicicleta está entre la colección en la capilla de Madonna del Ghisallo cerca del lago de Como en Italia.


Recuerdos de Alfonsina Strada

En 2010, la banda italiana Tetes de bois publicó la canción "Alfonsina e la bici" dedicada a Alfonsina Strada.

El videoclip de la canción tiene como protagonista a la astrofísica italiana Margherita Hack, que interpreta a Alfonsina Strada.

Si quieres leer alguna biografía más.

14 febrero 2020

PEnéloPE - Una más de las chicas (2)

Este capítulo pertenece al relato "PEnéloPE", una historia de amor diferente, que pretende tratar a diversidad como algo que nos una. Si todos fuéramos iguales, el mundo sería muy aburrido. Si quieres leer el inicio de la historia o si prefieres leerla en wattpad sigue los enlaces.



—Sabía que te encontraría aquí —me dice Lucas, sentándose a mi lado, pasándome el brazo por encima del hombro de la misma manera que hizo aquel día y yo me dejé caer sobre su hombro.

Después de llevarme hasta nuestro lugar secreto, Lucas me abrazó hasta que el sol desapareció por el horizonte. Deberíamos habernos puesto en marcha, no tardaría mucho en hacerse de noche y nos costaría mucho encontrar el rumbo de vuelta a casa. Sin embargo, Lucas no quería irse. Me miraba afligido, mientras me secaba las lágrimas que se resistían a abandonar mi cara. Al notar su mano fría en mi cálida mejilla, sentí un escalofrío que me recorrió cada átomo de piel. Solo los rayos de la luna nos observaban cuándo Lucas apartó uno de los mechones que caían sobre mis ojos, colocándomelo detrás de la oreja y lentamente se acercó hasta mí, cuando me quise dar cuenta sus labios estaban sobre los míos. Ni en mis mejores sueños había imaginado que eso pudiera ocurrir. Mi cerebro dejó de tener el control y me deje llevar. Nuestra amistad infantil había dejado paso a algo más, a un amor clandestino. Aunque, a la oscuridad no le importaba que fuera algo prohibido. A la oscuridad no, pero a la luz de la linterna de mi padre sí. Sin decir nada, me agarró con furia del brazo y me llevó a rastras todo el camino de vuelta. Ese fue, mi último día en el pueblo.

—Llevó años dándole vueltas a lo que me paso ese día. Nunca llegué a entender por qué me sentí atraído por ti. ¡No era gay! Ahora lo sé —me suelta de pronto, mientras sus ojos verde oliva liberan serotonina en mis neuronas, acelerando los latidos de mi corazón y sonrojando mis mejillas.
—Yo tampoco lo soy —le digo permitiendo que una sonrisa se dibujase en mi cara.

Siempre había creído que ese día no conseguí salir de la oscuridad, que mi verdadero yo había permanecido, una vez más, oculto en el interior. El vestido de color rosa, elegido para los carnavales, había quedado tan raído como mi alma entre las ramas de la maleza; la peluca rosa se perdió en lo más recóndito del valle y la máscara de pestañas diluida por mis mejillas, al igual que mi yo genuino lo hacía por el camino polvoriento. Solo alguien tan especial como Lucas pudo ser capaz de mirar más allá de un simple envoltorio, deshacerse de las miles de capas que había construido a mi alrededor para protegerme y descubrir quién era en realidad.

—Yo solo quería ser una más de las chicas —le confies al borde de las lágrimas.
—Siempre fuiste Penélope para mí, solo que todavía no lo sabía.


Y fueron felices y comieron perdices

11 febrero 2020

PEnéloPE - Una más de las chicas (1)

Este capítulo pertenece al relato "PEnéloPE", una historia de amor diferente, que pretende tratar a diversidad como algo que nos una. Si todos fuéramos iguales, el mundo sería muy aburrido. Si quieres leer el final de la historia o si prefieres leerla en wattpad sigue los enlaces.



—Tu eres Pepe, ¿Mi amigo, no?

No me atrevo ni a mirarle, llevaba meses ocultándoselo y, ayer, acabó descubriéndolo. Sabía que iba a terminar pasando, pero no había tenido el valor de mirarle a los ojos y decírselo. Su amigo Pepe. Sonaba tan raro, tan lejano. Parece que todo ocurrió en otra vida. Una infancia llena de miedos e inseguridades. No sé por qué he vuelto ni por qué me quedé. Vine a vender la casa de mis padres y cuando me crucé con él, no pude volver a irme. Trajo al presente, los recuerdos que durante años había escondido en un lugar de mi memoria donde no dolían.

—¿Por qué no me lo has contado? —me vuelve a preguntar Lucas.
—Queda poco en mí de esa persona que conociste —le respondo.
—Te equivocas. Desde el primer momento en el que te vi, supe que te conocía. ¡Debes de pensar que soy un idiota por no reconocerte!

Habían pasado tres lustros desde la última vez que nos vimos. Teníamos doce años, cuando dejé el pueblo o mejor dicho, mis padres me echaran de casa. No pudieron aceptar los sucesos que acontecieron ese día. Con el tiempo, acabé perdonándoles.

Simplemente, no pudieron soportarlo, no era su culpa, sino de la educación con la que se habían criados.

—¿Dónde has estado? —me pregunta Lucas.
—Primero estuve en un internado y después mi tía Ana, vino a rescatarme.

Cuando mi tía se enteró de lo ocurrido, vino al internado y me ofreció: su casa, su amor y su apoyo. Todo lo que mis padres no supieron darme. Fue la primera en conocer mi secreto y no tardó ni un minuto en ponerse a buscar toda la ayuda que pudo encontrar. Aunque, solo con que ella me comprendiera, para mí ya era suficiente, pero hizo mucho más que eso. Me libró de una vida escondida entre tinieblas.

—¿Cómo se lo tomaron tus padres? —le pregunto.
—Me castigaron, después de que tu padre le contara lo ocurrido, con pelos y señales, estuve muchos meses encerrado en casa.

Solo me dejaban salir para ir al instituto. Me levantaron el castigo cuando empecé a interesarme por una compañera.

—¿Se enteraron en clase?
—No, pero todos te vieron y yo estaba contigo ese día.

Ese fatídico día en que creí que sería buena idea dejar que mi yo más oculto saliese y se mostrase al mundo. ¡Cómo pude pensar que saldría bien! Si no hubiera sido por Lucas habría sido linchada por mis compañeros de clase. Me sacó de la plaza del pueblo y me llevó medio en volandas hasta el mismo lugar en el que estamos ahora, un meandro en el río al que solíamos venir a nadar durante los veranos.


10 febrero 2020

PEnéloPE - Una más de las chicas

En esta semana de San Valentín os traigo un relato de amor. Una historia de amor diferente, que pretende tratar a diversidad como algo que nos una. Si todos fuéramos iguales, el mundo sería muy aburrido. Podéis leerla en el blog o si prefieres podéis leerla en wattpad.

Sin más os dejo con la portada y la sinopsis. Espero la leáis y la améis tanto como lo hago yo.




Sinopsis

Tú me tendiste la mano y yo la tome sin detenerme a buscarle significado a mis actos, pero sentí esperanza por primera vez en casi un siglo. Ella marca la diferencia y yo sigo disfrutando de la situación.

Esa frase inspiró esta historia, la pronunció Jasper cuando conoció a Alice.

Os gustaría saber ¿cómo se conocieron? ¿Cómo fue su primer encuentro? Todos eso y más si te animas a leerla.


Capítulos

1. Capítulo 1
2. Capítulo 2

06 febrero 2020

Reseña: El día que me calle me salen subtítulos

Hace un mes, publique un Top 15 sugerentes títulos de novelas románticas y como os dije no he podido resistirme a leerme uno de ellos. Como ya habéis leído cuál es el elegido por el título no voy a hacerme más la interesante. El título del libro es "El día que me calle me salen subtítulos".

No estoy muy acostumbrada a leer este género literario, pero cuando leí el título y su sinopsis, simplemente supe que aunque me resistiera la acabaría leyendo.


FICHA TÉCNICA



Título: El día que me calle me salen subtítulos

Autor: Anabel García

Género: Erótico, Romántico

Páginas: 405

Publicado: 2019




SOBRE LA AUTORA



Anabel García es una escritora española que ha logrado convertirse en muy poco tiempo en una de las autoras más populares dentro del género romántico-erótico.

Anabel nació en 1981 en Cáceres, aunque desde muy pequeña vivió en Navalmoral de la Mata, pero a los dieciocho años se trasladó a Madrid, donde estudió la carrera de Turismo y después la de Administración de Empresas.

Tras varios años trabajando en la cadena hotelera Paradores Nacionales de Turismo, montó su propio restaurante en el centro de Madrid, hasta que decidió dejarlo todo para embarcarse en esta loca aventura literaria, pues desde pequeñita la escritura había sido su gran pasión.

Su carácter activo e intrépido la llevó a conseguirlo, y ya ha publicado varias novelas eróticas de indiscutible éxito, que han llegado a ser bestsellers y que todavía se mantienen en los primeros puestos de ventas. Es muy conocida su trilogía Sólo tuya (2015), también su bilogía Rambhá (2016), la bilogía Catarsis (2017 y 2018), La mirada de Cleopatra (2017), Esta princesa ya no quiere tanto cuento (2018) y El día que me calle me salen subtítulos (2019).

Actualmente reside en Madrid, junto con su marido y sus dos hijos, mientras escribe novelas para deleitar a sus lectoras. Si por algo se caracteriza la autora es por dotar de grandes dosis de humor sus historias y por reivindicar en todas ellas protagonistas femeninas muy fuertes y con mucho carácter.

Encontrarás más información de la autora y su obra.


SINOPSIS

Mi vida era perfecta hasta que ese mendrugo con cara de seductor forajido irrumpió en ella. Todo empezó aquella maldita noche en la que él se coló en mi playa privada de Los Ángeles. En ese momento comenzó mi fatal descenso hacia los abismos de la locura, pero haré cuanto esté en mi mano para recuperar la perfección. ¡Como que me llamo Zoe O’Connor!

Él se cree un filósofo de la universidad de la vida, pero en realidad no es más que un terrorista del arcoíris que practica el «aquí te pillo, aquí te mancillo» sin filtros. ¡Pobre diablo! Ni se imagina que se ha estrellado contra La Temible Mujer de Hielo. ¡Que se prepare para la guerra!

Si te gustan las historias pastelosas, olvídalo, esta no es para ti. Si, por el contrario, te van las emociones fuertes, con protagonistas guerreras, no lo dudes, porque esta novela hará tus delicias, con sus amoríos y desamoríos, su ironía, su humor a raudales y, sobre todo, con la historia de amor más bonita del mundo: la mía.


RESEÑA

Esta novela romántica está narrada en primera persona desde el punto de vista de la protagonista, con toques de ironía y humor. Nos muestra los grandes contrastes que conviven en la ciudad de los Ángeles. Por un lado, el glamour, el lujo máximo de la gente más adinerada; y por otro los barrios marginales cuya población se encuentra en el umbral de la pobreza y con una alta tasa de delincuencia. Nuestros protagonistas, al más puro estilo de Romeo y Julieta, se han mimetizado con su mundo:

- Zoe O'Connor: nació en una familia adinerada y a simple vista es una pija niña de papá. Pero con una diferencia, pudiendo dedicarse a vivir una vida relajada con el dinero de sus progenitores, se ha convertido en una adicta al trabajo y con escasa vida social (salvo las quedadas con sus amigos Jacob Y Caroline). Cansada del mundo que la rodea, compagina su puesto de ejecutiva en la empresa familiar con una segunda dedicación como trabajadora social para las terapias de reinserción.

- Irion Miller: criado en los bajos fondos y con múltiples antecedentes penales. Vive su madre adoptiva y sus hermanos de los que ejerce de padre. Tiene de pinta de malote y un cuerpo de escándalo: marcado por tatuajes y cicatrices, tanto físicas como emocionales, consecuencia de una infancia muy dura y marcada por el maltrato.

El resto de los personajes, bastante variopinto y para todos los gustos: el chico malo, amigas influencer, hermanas que son un espíritu libre, compañeros de trabajo raritos, guardaespaldas con el cielo ganado, una madre a la que sólo le importa su clase social y el qué dirán y padre consentidor.

Ella es segura de sí misma, responsable, súper educada, coqueta, un poco fría pero con un corazón enorme, y él es un conquistador nato, con una chulería que no puede con ella, y con una coraza que hace creer que pasa de todo pero lo único que necesita es que alguien le de el valor que se merece.

Desde el primer momento en que se cruzan sus caminos empiezan a saltar chispas, se vacilan mutuamente y se pican entre ellos, con un tira y afloja, que te mantienen atrapados en su lectura. Poco a poco, los prejuicios y las falsas apariencias van disminuyendo y se van eliminando las capas de autoprotección que se han impuesto ambos, no sin antes ser capaces de reconocer errores y sufrir venganzas. Todo ello aderezado de altas dosis de erotismo. Él tendrá que conquistarla sin grandes lujos, tirando su ingenio y gracia y ella tendrá que hacerle ver que el dinero no le importa como él piensa.

Lo primero que nos va a sorprender encontrarnos al abrir el libro es que cada capítulo va a ir acompañado de una frase la gran mayoría muy divertida:

- Mujeres del mundo: dejad de fingir orgasmos de una maldita vez, porque luego me encuentro con el típico energúmeno que con dos movimientos desastrosos llegue a la luna y eso no puede ser. ¡Pensad por el bien común!

- Hombres del mundo: soy demasiada sartén para tan poco huevo. Creedme, una retirada a tiempo es una victoria. Luego no me vengáis llorando si os cogéis un trauma.


El principio de la historia, me ha enganchado el pique entre los dos protagonista esta muy conseguido, pero conforme va avanzando la trama, empieza a ser bastante inverosímil. No veo justificada en algunos casos que quiera vengarse de una forma tan cruel, con alguien que le ha permitido entrar un su corazón que llevaba años cerrado. También hay otra escena bastante difícil de creer al final con un drama excesivo al final, un tanto forzado. Por no hablar del epílogo es bonito, muy místico pero que siento que no encaja con el resto del libro.

En resumen, es un libro muy divertido que engancha y se le en poco tiempo, en mi caso tres días. Si te dejas llevar por la historia te transporta por una ciudad de Los Ángeles muy buen descrita y un viaje apasionante hasta el gran cañon por la mítica ruta 66. La manera de escribir de Anabel me ha encantado, es sencilla, amena y te engancha. Seguro que leeré algún libro más de ella en un futuro.


¿La habéis leído? Dejarme en los comentarios si os ha gustado o si me recomendáis algún otro libro de la autora.


Si quieres leer más reseñas

04 febrero 2020

Ada Lovelace - Primera programadora

Aunque Silicon Valley se destaca por la fuerte impronta sexista de su cultura, la primera programadora fue mujer. Augusta Ada King, nacida Byron —la única hija que el poeta Lord Byron tuvo dentro de su matrimonio con Anne Isabella Noel—, trabajó con Charles Babbage en la creación que el matemático llamó la Máquina Analítica; pero aunque él sólo consideraba que su creación servía para cálculos de números, la condesa de Lovelace estimó que podía ejecutar otras habilidades.



En sus Notas dejó el primer algoritmo que se escribió para que procesara una máquina; entre 1842 y 1843 tradujo un texto del ingeniero (y luego primer ministro de Italia) Luigi Menabrea, que enriqueció con sus interpretaciones. Sin embargo, su trabajo no fue valorado sino de manera póstuma. Su máquina voladora a vapor no fue más que un sueño que se recordó a sí misma muchas veces; Babbage no la consideró nunca más que una asistente.

La máquina era, para ella, un objeto capaz de realizar diferentes procesos: "El Motor Analítico teje patrones algebraicos igual que el telar jacquard teje flores y hojas", escribió, y precisamente sugirió el uso extendido de las tarjetas perforadas. Su pensamiento científico era, en sus palabras, "ciencia poética".

A pesar de su fascinación por la matemática, Lovelace se casó con el hombre que eligió su madre. Murió a los 36 años, de cáncer.



Si quieres leer alguna biografía más.