Menú desplegable version 2.3

14 mayo 2019

Leyendas de EEUU - Leyenda de Bloody Mary

La leyenda de Bloody Mary es una de las más famosas de los últimos años ya que según relata, si te paras frente a un espejo y sigues un ritual ésta podría aparecerse y matarte, pero ¿cuál es la verdadera historia?



Versión 1
Mary era una chica de quince años muy hermosa y vanidosa. El centro de su vanidad era su hermoso cabello, que todas las noches peinaba cien veces. Un día le quisieron jugar una broma y un hombre (no se sabe quién) se escondió en el armario mientras ella cepillaba su cabello. Mientras estaba descuidada, el hombre salió, le tapó la boca con un pañuelo y le cortó todo el cabello. Ella no soportó verse fea y no pudo esperar a que el pelo le creciera de nuevo. Unas semanas después, se suicidó. Se cree que para que ésta aparezca se deben encender tres velas frente a un espejo, peinarse el cabello cien veces como ella lo hacía cada noche y decir «Bloody Mary» tres veces.

Versión 2

Mary Whales era una muchacha gravemente enferma y que en ese tiempo no se podía curar (sufría de catalepsia). El médico era su padre, que después de cuatro días en coma tomó la decisión de enterrarla en el patio de su casa. La madre de Mary no se quería ir de la tumba. Su padre sabiendo que se iba a morir de frío le inyectó morfina. A Mary se le amarró en la muñeca un hilo que iba unido a una campana. El padre se fue a dormir y a la mañana siguiente fue a ver la campana, que encontró tirada. Ella despertó y tocó la campana pero nadie la escuchó. En ese mismo momento abrió la tumba de su hija y vio que sus manos estaban llenas de sangre y poco después notó que les faltaban las uñas. Después de llorar por un buen rato se fijó en que las uñas estaban incrustadas en el ataúd arañado. Antes de morir, echó una maldición. Se cree que para que ésta aparezca se deben encender tres velas frente a un espejo, dar tres vueltas y mientras tanto decir «Bloody Mary» tres veces, pero antes de eso escucharás la campana que nadie escuchó cuando ella murió.


Si quieres leer más leyendas

No hay comentarios:

Publicar un comentario