Menú desplegable version 2.3

11 junio 2019

Leyendas de EEUU - Leyenda Quileute

El origen de las tribus

Hace mucho mucho tiempo, cuando los animales podían hablar y llevar canoas, los Quileutes surgieron de los lobos.

La leyenda que explica cómo surgieron las tribus:

Q’waeti’, conocido por el hombre blanco como "El Transformador", viajó por toda la tierra instruyendo a la gente que vendría en el futuro cómo debían actuar. También enseñó a la gente a construir sus casas. Q’waeti’ recorrió el mundo porque debía arreglar las cosas, poniéndolas en equilibrio antes de que cambiara el tiempo, antes de que llegara la nueva era.

Un día Q’waeti’ se encontró con el Castor, que había estado afilando su cuchillo. El Castor era muy tacaño.Q’waeti’ le preguntó al Castor qué estaba haciendo y éste le contestó: "Estoy afilando mi cuchillo para matar a Q’waeti‘". Entonces Q’waeti’ cogió el cuchillo que el Castor había estado afilando y se lo clavó en la cola, diciendo: "Tendrás siempre este filo en tu cola y vivirás en el agua. Golpearás el agua y bucearás cuando la gente se acerque". Entonces, un día se encontró con el Ciervo, que estaba afilando una concha como navaja.Y Q’waeti’ le preguntó que para qué la afilaba, a lo que el Ciervo le dijo: "Voy a matar a Q’waeti‘". Entonces Q’waeti’ se apoderó de la concha y se la clavó al Ciervo en las orejas diciéndole: "Cuando veas a la gente saldrás huyendo asustado y luego pararás y mirarás hacia atrás". Entonces Q’waeti’ prosiguió su camino.

No mucho tiempo después, Q’waeti’ llegó al río Q’wayi’t’soxk’a, y allí escupió en sus manos y se las frotó. Haciendo esto, se deshizo de su piel muerta, en el agua. Al poco rato apareció mucha gente y Q’waeti’ les dijo que él les había creado. Y les dijo: "Debéis morar aquí y vuestro nombre será el de los Q’wayi’t’sox (Queets, N. del T.)".

Algún tiempo más tarde, Q’waeti’ llegó hasta el pueblo llamado Hoh y vió que su gente cargaba con sus redes para salmones (Osmerus mordax, N. del T.) entre sus piernas. En aquellos tiempos, todo el pueblo Hoh caminaba con sus manos, por lo que se les conocía como «el pueblo boca abajo«.

Hasta ese momento, el pueblo Hoh era también conocido como el primero que habitó la tierra.Entonces Q’waeti’ dió la vuelta a quienes caminaban con sus manos diciendo: "Usaréis los pies para caminar". "Id y pescad salmones. Pescaréis más cuando pesquéis salmones". Y desde entonces hay más salmones en Hoh.



Los Quileute y los lobos

En el principio había seis sociedades tribales que representaba el cazador de alces, el cazador de ballenas, el pescador, el que predecía el tiempo, y el curandero. El curandero honraba al creador con la danza del lobo.


El motivo se explica por la leyenda de su creación. Seguimos con La leyenda de "El Transformador":
Q’waeti’ prosiguió y llegó a la tierra Quileute (que significa "la tierra del pueblo"). Pero no había gente. Y le pareció muy triste. Antes del cambio, de la nueva era, todas las criaturas podían quitarse la piel y convertirse en personas. Pero Q’waeti’ vió que no había personas en la tierra Quileute; que ningún animal había decidido convertirse en ser humano.Y Q’waeti’ se entristeció porque le parecía muy bonito que hubiera seres humanos en aquella tierra.Y en ese momento se cruzaron delante de él dos lobos (de hecho, Quileute procede de la palabra Kwoli, que significa «lobo». N. del T.).


Así que Q’waeti’ agitó sus manos y, tras oirse un trueno, convirtió a los dos lobos en personas, sin darles opción, porque creyó necesario hacerlo, por el equilibrio del tiempo.Y al transformarles, les dijo: "la gente común tendrá solo una esposa. Y solo un jefe podrá tener cuatro u ocho esposas. Por esta razón, vosotros los Quileute seréis bravos, porque procedéis de los lobos. Seréis fuertes en todos los sentidos".

Después hubo ballenas, castores, águilas, osos, que decidieron pasar a ser personas. Y a todos ellos, Q’waeti’ les enseñó a vivir en comunidad, con respeto a los demás. Por eso, desde entonces, cada clan al animal que es el origen de su familiar. Q’waeti’ prosiguió su camino y llegó al pueblo Ozette (Makah, N. del T.). Y allí vió dos perros, y los transformó en personas. Y les dió instrucciones sobre cómo buscar cerca de las rocas los peces manta y cómo pescar todo tipo de mariscos. Y después se fue. Y llegó al pueblo Neah y allí vió mucha gente. Y la gente no sabía pescar y por eso el pueblo Neah estaba hambriento.Así que Q’waeti’ enseñó a una persona cómo debía pescar. Cuando terminó, les dijo que a partir de entonces habría más pescado allí y por eso, desde entonces, hay mucho más pescado en Neah Bay.


Los Quileute y "los fríos"

Realmente de no se habla ni de "los fríos" ni de los vampiros en las leyendas Quileutes. La autora de "Crepúsculo", sin duda, aprovechó la leyenda de los lobos y el ambiente oscuro y lluvioso del Estado de Washington para desarrollar su novela.
Tal vez, basándose en la leyenda de Dask’iya’, cambió la figura de este ogro por la de los vampiros, o quizás la aprovechó para escribir sobre las extrañas desapariciones de algunos vecinos de Forks a manos de los vampiros.
No obstante, aunque la figura de "los fríos" no aparece en las leyendas de las tribus de la zona, lo cierto es que en todas las culturas del mundo se conoce, con diferentes nombres, el culto de determinadas personas o seres a la sangre.



Si quieres leer más leyendas

No hay comentarios:

Publicar un comentario