Menú desplegable version 2.3

24 febrero 2019

El viaje del héroe - 4. El viaje de la heroína

El viaje de la mujer heroína, como todo viaje arquetípico de héroes, es un proceso de individuación. El viajero emprende una aventura fuera de su mundo ordinario para enfrentarse a enemigos y dragones. El héroe va superando pruebas con la ayuda de un mentor, real o sobrenatural, que le prepara para enfrentarse a los desafíos.

Los héroes se toparán con sus propias sirenas que tratarán por todos los medios que abandonen el camino. Es un viaje de la psique humana con unas etapas, reales y simbólicas, que no son comunes a todos y que pasan por la separación de la madre y la aceptación del padre entre otras.

El viaje del héroe, de el mitólogo e historiador Joseph Campbell, contiene patrones válidos tanto para hombres como para mujeres. Es un camino siempre difícil y a nosotras se nos añade un extra: tener que emprenderlo en el contexto de “un mundo de hombres”. Las mujeres nos vemos empujadas a la búsqueda de nuestra propia identidad en un entorno donde lo femenino es definido/tratado muchas veces como un constructor dependiente, inferior y un objeto de tentación. En muchos casos, la mujer heroína comete inconscientemente el error de afrontar esta aventura tomando como referencia lo masculino. Así es como la comenzamos casi todas.

Hay una primera ruptura con el mundo ordinario por la que la mujer busca su identidad a través del éxito profesional, el poder y la “perfección” física. Estos valores son fundamentalmente masculinos, arquetípicamente vinculados al viaje ascendente del mundo del sol, del intelecto y del poder. En definitiva, al mundo del padre.

Le debemos a Maureen Murdock (escritora, psicoterapeuta junguiana y licenciada en terapia familiar) el desarrollo del concepto “el viaje de la heroína”. Murdock se basó en la teoría de Joseph Campbell para diseñar una centrada en las mujeres protagonistas.
En su libro Ser mujer. Un viaje heroico, Murdock inspira a millones de mujeres a lograr su propio viaje mítico. El trayecto comienza cuando la mujer rechaza el concepto ligado a la feminidad: la pasividad, debilidad, inferioridad, emotividad e improductividad.
Para librarse de esa asociación (siempre con connotaciones negativas), la mujer se identifica con valores masculinos, con lo cual genera un desequilibrio interno. Y ese éxito masculino causa una sensación de insuficiencia y vacío en ellas.
Pero al lograr ser conscientes de este viaje, la mujer puede decidir su destino, que es redescubrirse y conectar con su naturaleza femenina hasta alcanzar la plenitud personal.
El resultado de adaptar la teoría de Murdock a la literatura son los siguientes pasos:
1. Inicio de la aventura
El viaje comienza con protagonista buscando su identidad. La causa puede ser un accidente, una enfermedad, el fallecimiento de un familiar, etc. Entonces tendrá que iniciar su viaje para restablecer el equilibrio.
2. El rechazo de la llamada
El “antiguo yo” ya no tiene valor. La protagonista se siente perdida y no es consciente de su importancia para esta aventura. Si primera reacción es negar su papel. Esta etapa nos permitirá mostrar sus inseguridades.
3. Ayuda sobrenatural
En todo viaje, llega un momento en el que la protagonista recibe ayuda de su mentora. Esta le ayudará, en forma de sueños, consejos o poderes, a que avance en su viaje para lograr conocerse a sí misma a la vez que salva el mundo
4. El umbral
Es el punto de no retorno. La protagonista acepta su importancia y decide, normalmente por motivos negativos como la responsabilidad o la culpa, avanzar en la aventura. Por fin es consciente de su propio poder.
5. El enfrentamiento de los miedos
Durante este recorrido, la mujer comienza a sanar sus heridas causadas por rechazar su naturaleza femenina. Una de sus primeras pruebas será superar sus miedos para demostrar su voluntad.
6. El camino de las pruebas
Una sucesión de desencuentros marcarán su recorrido, forzando a la protagonista a llegar a su límite. Pero ella ya ha empezado a aceptar su feminidad, así que sus sentimientos renacidos (la sexualidad, la creatividad e incluso el sentido del humor) le permitirán superarlas.
7. El encuentro con el amor
Tras haberse reencontrado, la mujer desea volver a conectar consigo misma e inicia un periodo de conectar con la naturaleza, descubrir su cuerpo y tener la compañía de otras mujeres, en especial de familiares. En este caso, “el amor” no se refiere a la clásica relación hombre-mujer, sino a enamorarse de lo que supone ser mujer.
8. Las tentaciones
La protagonista cada vez tiene más claro quién es, pero no se lo pondrán fácil. Así que llega el momento dela prueba definitiva para demostrar su evolución. La tentación a la que se enfrente puede ser rechazar de nuevo su feminidad para vencer esa prueba final. Pero ella logra superarlo e integra en armonía los valores femeninos y masculinos sin rechazar su naturaleza.
9. El enfrentamiento con el ente superior
El viaje llega a su fin y la protagonista debe cumplir su misión. Cuando todo parece perdido, ella consigue reencontrarse por completo, aceptar su naturaleza femenina y se convierte en ese ser superior. Con esto logra su objetivo y redescubrirse a sí misma. Por fin se siente completa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario